Atentos con la Guajira: del fallo de la Haya al Proceso de Paz

Valora este artículo
(5 votos)

BCPor: Beatriz Eugenia Campillo Vélez

El reciente fallo de la Haya donde Colombia pierde una parte importante de su territorio contra Nicaragua, debe servir

para que los colombianos saquemos varias conclusiones importantes: que no podemos seguir con la mala costumbre histórica de perder territorio, que es necesario contar con un Estado fuerte para defenderlo y eso implica fuerzas militares profesionales y dotadas con un buen armamento (que no tiene que ser empleado con ánimo guerrerista, pero que es bastante útil como factor de disuasión). Así mismo el Estado debe contar con una buena dirección política en cabeza de los Presidentes de turno, así como una solida y “agresiva” diplomacia que sirva para hacer inteligencia y crear estrategias, en otras palabras que ayude a leer el escenario político internacional. Pero lo más importante es que los colombianos, nosotros mismos, nos apropiemos de nuestro territorio (con todos sus componentes), desde acciones en apariencia tan básicas como el enseñar una buena geografía en los colegios, no en vano tras el fallo de la Haya una de las primeras acciones de Nicaragua fue cambiar los mapas de los libros escolares.

Pero más allá de estas lecciones y del retiro del pacto de Bogotá y la discusión sobre el acato o no del fallo, hay que tomar otras medidas y es empezar a mirar con algo más de cautela nuestro vecindario y muy especialmente a Venezuela, país que ha dado claras muestras de tener objetivos expansionistas. Es posible que nuestro lector recuerde aquellas confrontaciones entre el entonces presidente Uribe y el presidente Chávez, y piense que esas rencillas son cosas del pasado, y probablemente para muchos quedaron como simples discusiones que el presidente Santos supo resolver vía diplomática, teniendo a Chávez como su “nuevo mejor amigo”. Pero a decir verdad el panorama deberíamos analizarlo con un poco más de seriedad y a fondo, para intentar ver las posiciones del mandatario del vecino país, a quien el Presidente Santos ha llamado para ser parte de los procesos de paz con las FARC.

En cuanto al ánimo expansionista hay que recordar al menos dos artículos de la Constitución de Venezuela.

Artículo 10. El territorio y demás espacios geográficos de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.

Artículo 14. La ley establecerá un régimen jurídico especial para aquellos territorios que por libre determinación de sus habitantes y con aceptación de la Asamblea Nacional, se incorporen al de la República.

A lo cual se le suman expresiones del Presidente Chávez que bien valdría la pena tener en cuenta:

En primer lugar, las declaraciones sobre la intención de anexar la Guajira colombiana como territorio venezolano. Una de ellas, a partir de la declaración del embajador de Estados Unidos sobre el traslado de una base militar, Chávez afirmó en 2008 que si fuera algo formal, Venezuela procedería a reclamar La Guajira completa[i]. Posteriormente “El presidente Chávez volvió sobre el asunto en su alocución Aló, Presidente del 24 de agosto de 2008, en la que señaló con un lápiz sobre un mapa, ante las cámaras de la televisión, una parte de La Guajira colombiana como jurisdicción venezolana. Los analistas interpretaron este hecho a la luz de la constitución política de Venezuela, artículos 10 y 14, que faculta a su gobierno para desconocer normas y tratados internacionales sobre límites y promover la incorporación a la soberanía venezolana de territorios que incluyan viejas reivindicaciones en áreas de controversia”[ii]. Adicionalmente, en ese mismo año se tuvo conocimiento de un “juego de guerra del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional de Venezuela, llamado "Guaicaipuro", para la instrucción estratégica de sus oficiales”, donde se habla del país rojo y el país azul, pero las referencias apuntaban directamente a Venezuela como el Rojo y Colombia como el Azul, donde se dice que nosotros (los azules) hemos “robado” territorio de los rojos[iii].

Sumado a esto, no se puede olvidar que Venezuela ha venido creciendo en armamento ofensivo en gran parte gracias a los acuerdos militaren con Rusia, y además aumenta sus relaciones con presidentes como Bashar Al-Assad de Siria, Mahmud Ahmadineyad de Irán, y otros personajes que no se destacan justamente por ser grandes demócratas y menos de conductas pacificas. Lo que visto en contexto no deja de ser preocupante tenerlo como acompañante de un proceso de paz, más aun si recordamos las declaraciones dadas en 2008, donde Chávez pide que las FARC no sean tratadas como terroristas, sino que reciban el estatus de beligerancia, según sus palabras "Las Farc y el Eln son fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político y bolivariano que es respetado en Venezuela"[iv], y no olvidemos que por las mismas fechas se presentaron pruebas de presencia de las FARC en zona de frontera, temas de los cuales en los últimos años se ha venido guardando silencio.

Sumado a todo este panorama, es conveniente recordar que la Guajira es el territorio donde predominan los indigenas Wayuu, quienes se consideran una sola nación sin importar si están en territorio colombiano o venezolano, sin embargo ante la ausencia del Estado Colombiano “Los niños asisten a las Escuelas Bolivarianas y los trabajadores calificados se emplean en obras de construcción en el país vecino. Las autoridades venezolanas recogen periódicamente grupos Wayuu colombianos para celebrar encuentros binacionales y no ocultan la intención de fortalecer su unidad racial. La poca economía legal que existe en el lado colombiano son cultivos transitorios de millo, maíz y auyama en los meses lluviosos de octubre y noviembre. Prosperan las actividades ilícitas como exportación de droga, contrabando de armas y similares.”[v], por tanto Venezuela está ganando ese espacio con lo que algunos llaman Softpower. Pero además, en las zonas de frontera en 2009 se instalaron las llamadas “bases de paz” [vi] para tener supuestamente diálogos con el pueblo colombiano, por esos días también aparecieron noticias que anunciaban las intenciones de Chávez para que su programa “Aló presidente” se escuchara en Cúcuta. Así que el trabajo directamente con la población se viene adelantando y resulta preocupante teniendo en cuenta el artículo 14 de la Constitución de Venezuela que citábamos.

En suma, dos eventos han coincidido: el fallo de la Haya y el proceso de paz, en principio son dos eventos aislados, pero es necesario hacer una lectura integral y especialmente tener visión de Estado, crear escenarios de futuro y planear, pues nos hemos acostumbrado a dejarnos llevar por impulsos y casi ser reaccionarios frente a lo que se presenta. Es necesario mirar la geopolítica de la región, Nicaragua hace parte del ALBA y allí claramente el líder es el presidente Chávez y aunque su salud no está en las mejores condiciones, ningún otro personaje de esa alianza le compite el liderazgo. Colombia no puede seguir siendo un jugador ingenuo, en la política lastimosamente más que amistades suelen primar los intereses, tal vez históricamente nos hemos confiado y ahora es necesario cuidar más nuestro país (a nivel interno y externo -Seguridad y Defensa-), como en una partida de ajedrez, hay que intentar adelantarse a la próxima jugada... Que no se repita la historia.

 



[i] Chávez amenaza con reclamar la soberanía de la Guajira. Caracol 14 de mayo de 2008

[ii] Luis Fernando Múnera.29 de Diciembre de 2008.La guajira expuesta. Elmundo.com

[iii] "Desde su independencia, de otra potencia extra continental, el país ROJO ha sufrido reducciones en su territorio continental por parte de AZUL, quien se ha aprovechado de coyunturas políticas y militares desventajosas para ROJO, para arrebatarle importantes porciones del territorio continental. Esta situación ha constituido para el país ROJO un asunto de soberanía y dignidad nacional, que se mantiene en un permanente reclamo por parte de sus connacionales, para que los gobiernos ejerzan la reivindicación de sus derechos históricos sobre las vastas regiones y territorios despojados por gobiernos del país AZUL, a través de acuerdos irritos y laudos dolosos en los siglos pasados.

El país AZUL es una república con dos grandes partidos, el liberal y el conservador, nacidos de dos tendencias, centralista y federalista, que se afirmaron desde la primera guerra de independencia, lo que ha permitido alternarse en el poder a una oligarquía política y económica en desmedro de los pobres. Este país es de carácter occidental y tiene una fuerte vinculación con el poderoso país del norte VERDE. Su economía está basada en un sector primario, el agrario, que proporciona el 95% de las necesidades en alimentación de la población y el 84% de las exportaciones, y en un sector secundario, la industria y la minería, que debido a lo reducido del mercado local, encarece los costes de producción, lo que implica una dependencia acusada de materias primas extranjeras.

Existe en el país un movimiento de liberación nacional (FARA), cada vez más fuerte y cercano al poder, que simpatiza con el Partido de la Sociedad Unida de ROJO del país ROJO y que es motivo de honda preocupación del Gobierno legalmente constituido en AZUL; y en las altas esferas políticas VERDES. El gobierno del país AZUL se asienta sobre una fuerte base de ilegitimidad y sus políticas públicas han estructurado un clima de ingobernabilidad que ha trascendido varios periodos de gobierno.

En los últimos años las actividades de este grupo social AZUL han creado un temor social y político; que el gobierno combate a este con la ayuda externa del poderoso país del norte VERDE para disminuir sus efectos, a través del PLAN AZUL y otras planificaciones actualizadas, con una gran influencia en la violación sistemática de los derechos humanos en AZUL. Con esta referencia el país VERDE mantiene en el país AMARILLO bases militares importantes y en el país AZUL un grueso contingente de asesores militares encubiertos e instalaciones militares al sur del país, operadas por nacionales VERDES con capacidad de movilización, concentración y despliegue para maniobrar con fuerzas de empleo rápido y eficiente, en un ambiente de guerra convencional y de operaciones especiales."

Enero 23 de 2008

Acciones Prebélicas de Chávez

Análisis de Carlos Alberto Patiño

http://www.cambio.com.co/portadacambio/760/ARTICULO-PRINTER_FRIENDLY-PRINTER_FRIENDLY_CAMBIO-3930649.html

[v] Luis Fernando Múnera.29 de Diciembre de 2008.La guajira expuesta. Elmundo.com

[vi] 20 de agosto 2009 Bases de paz en frontera con Colombia. http://www.rnw.nl/espanol/article/bases-de-paz-en-frontera-con-colombia

Leer 3101 veces