El botón “Dislike” en el proceso de paz

Valora este artículo
(7 votos)

GAVMPor: Gustavo Villegas Mejía

Viendo la imagen del apretón de manos del presidente Santos con el comandante Timochenko

me siguen quedando dudas con el proceso de paz; vi un presidente temeroso, triste, acongojado, timorato, desconfiado, sin la alegría de noticias anteriores, como si estuviera pensando en otra cosa muy diferente a lo que allí se estaba amablemente conversando, me hizo acordar de otros dos célebres ex-presidentes, uno, Andrés Pastrana con su silla vacía en el Caguán en ese caluroso Enero de 1999 y de George W. Bush el fatídico 11 de Septiembre de 2001 en el jardín infantil donde le informaron las noticias del ataque a los Estados Unidos por parte de Al Qaeda, ambos coinciden con el presente actual del presidente Santos por que en los tres momentos se mostraron “idos” de la realidad, pensando en otras situaciones y en un momento de coyuntura determinado.

El proceso de “Paz” es muy complejo para un país como Colombia, los analistas expertos han tenido múltiples debates en torno a este – con posiciones diferentes – las cuáles van desde el desbordado optimismo hasta la más cruel desesperanza, todos desde argumentos muy válidos y de mucho peso, lo que sí debemos tener en cuenta es lo siguiente:

1)La tan anhelada paz en Colombia no la va a traer el proceso que se lleva en la Habana con los comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC, Colombia tiene un contexto cultural e histórico que va más allá de una negociación con un grupo armado.

2)Los acuerdos que se firmen entre las partes deben ser congruentes con un verdadero interés de paz y reconciliación, por lo cual la justicia transicional debe llevar a un pensamiento crítico y consecuente con el Derecho Internacional Humanitario.

De esta manera 15 mil integrantes de las FARC podrían ser indultados o amnistiados, para poner un ejemplo, el señor Rodrigo Londoño Echeverri (Alias Timochenko – que a propósito es Médico Cardiólogo y con estudios de Criocirugia) tiene 266 años de cárcel y 117 órdenes de captura(1) acumulados con las condenas que debe cumplir por la gran cantidad de actos delictivos, tales como el secuestro, terrorismo, homicidio, rebelión, reclutamiento de menores, hurto calificado, daño en bien ajeno, narcotráfico, extorsión, conspiración, sedición, concierto para delinquir, entre muchos otros, pero dejemos al Dr Timochenko y continuemos con las FARC, delitos de lesa humanidad como la masacre de Bojayá, el carro bomba a El Nogal o el asesinato masivo de los diputados del Valle del Cauca, secuestros, ataques a la población civil, la red eléctrica y el ecosistema, pero quizás uno de los temas que más debe preocupar al gobierno es el del narcotráfico y su papel como financiador del terrorismo.

3)En aras de mantener la reserva de los acuerdos, sólo se conoce hasta ahora una declaración con 10 puntos oficiales por parte de los negociadores, creando un manto de dudas sobre algunos temas que son de fondo y relevancia crítica.

4)Durante esta semana, las FARC acaban de proponer un fondo económico nacional para la paz, la inquietud que surge es: ¿Quiénes aportarían para ese fondo?, ¿Los actores implicados Gobierno-Guerrilla?, ¿Los contribuyentes colombianos que declaran renta anualmente a la DIAN?, ¿Esos fondos son diferentes a los de la reparación de víctimas? Quien manejaría el famoso fondo?

5)Considero que el punto más complejo es el llamado post-conflicto, claro, re-insertar a los cabecillas podría ser tarea fácil, pero a los 12 mil desmovilizados con empleo o estudio me queda la duda, y más aún cuando el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) nos informa que para el trimestre Julio-Septiembre de 2015 la tasa de desempleo  fue de 9,0% (2) comparado con la tasa en el año 2014 que estuvo por el margen de 8,4%, alguien diría de manera proactiva: un “leve” aumento.

En uno de sus más famosos libros, “La era del vacío” (3) (1986), el Filósofo y Sociólogo francés Gilles Lipovetsy afirmó que estamos en la época “moderna” -y que- de esta manera se estaban observando cambios culturales importantes como el estallido de lo social, la disolución de lo político, una sociedad donde el individuo es el “rey” y maneja su existencia a la carta, todo esto llevando a un nuevo estado de cultura, transformación de las personalidades y nuevas modalidades de las relaciones sociales.

Las FARC no son ajenas a esta realidad y se mantienen muy activos en las redes sociales: cuentas de Twitter en Español e Inglés, perfil de Facebook oficial, canal en Youtube , famosos Blogs como: pazfarc-ep, FARC-EP, Marquetalia, Farcforopaz etc., además de los medios de comunicación que regularmente utilizan para dar las novedades en sus páginas web: Anncol y ABP Noticias (4), demuestra la capacidad de información y cantidad de novedades que pueden aportar con sus argumentos a la construcción de una política de paz, a lo cual yo pensaría muy prudentemente en darle un “dislike”.

 

1) Rosario de Crímenes impunes de Timochenko: http://www.elespectador.com/noticias/judicial/rosario-de-crimenes-impunes-de-timochenko-articulo-479169 Consultado el 1 Noviembre, 2015

2) En Septiembre la tasa de desempleo fue de 9.0%: http://www.portafolio.co/economia/tasa-desempleo-colombia-septiembre-2015-dane Consultado el 2 Noviembre, 2015

3) Lipovetsky, G. “La era del vacío: Ensayo sobre el individualismo contemporáneo. ” Editorial Anagrama. Decimotercera edición. 2000.

4) Las FARC sin tregua en las redes sociales: http://www.semana.com/nacion/articulo/las-farc-tregua-redes-sociales/330334-3 Consultado el 5 Noviembre, 2015

Leer 661 veces