Directivos sin capacidad de dirección

Valora este artículo
(7 votos)

LewisPor: Lewis Charles Quintero Beltrán

Después de muchos años en la labor de Consultor Empresarial

he encontrado un común denominador en gran parte de las organizaciones que he acompañado y estudiado en diferentes entornos locales, nacionales e internacionales es el siguiente: directivos sin capacidad de dirección. El entorno empresarial requiere de directivos que tengan la capacidad de desarrollar un liderazgo al interior de las organizaciones que les permita ser reconocido por quienes la conforman y el entorno natural que estas impactan; se hace necesario que desarrollen tanto su capacidad profesional como la humana logrando que puedan pensar, analizar y realizar trabajo en equipo; pero de manera urgente que logren actuar decididamente, sin olvidar por supuesto el entono multicultural que deben enfrentar desde su cargo en el día a día.

Es necesario hacer referencia a Miquel Codina de Alexander Hughes en la Barcelona Drucker Society: “Directivos que surfean: Son esos directivos, ya sean públicos o privados, que eran buenos para subirse a la hola del crecimiento y surfear sin necesidad de grandes esfuerzos y sin necesidad de pensar excesivamente.  Su principal habilidad era medrar, seguir la corriente del sector, mucho cortar y pegar  y saber aclimatarse a las dinámicas corporativas. Eran los arribistas que precedieron la crisis”.

Pero si los anteriores tenían un impacto negativo para las empresas los que se mencionan a continuación son de alta peligrosidad: son aquellos que por decisiones que son difíciles de entender resultan en cargos directivos de alto impacto que no tienen conocimiento, manejo, liderazgo ni capacidad de decisión llegando a parecer pavos reales; pero huecos en el ámbito gerencial y ni hablar de aquellos que reciben migajas de poder y como no han logrado surgir en ningún lado creen que han llegado a la cúspide y se les olvida como, por qué y por quien llegaron al cargo. Es urgente entender que formación (especialización, maestría y doctorado) no es sinónimo de sentido común o de capacidad de gerencia, desafortunadamente las organizaciones han caído en esto, impactando en algunos momentos de manera negativa la empresa, su cultura y su posicionamiento.

Se hace urgente entender que hoy se necesitan directivos con capacidad de esfuerzo, con capacidad de pensar y no de aparentar; con capacidad de innovar gracias a la experiencia y a las miradas genuinas. Directivos con la capacidad de avanzar con su equipo y comprometidos con la sociedad. Se hace urgente directivos con valores y principios que miren a los ojos de las personas y contagien lógicas para que cada uno crezca dando lo mejor de sí mismo. En año 2013 Fernando Calderón en CNN Expansión mencionó algunos de los secretos para ser un buen directivo lo cuales hoy 2015 tienen validez, estos son:

1)     Tener conocimiento del campo en el que se desarrolla y los retos a enfrentar.

2)     Tener confianza en sí mismo y capacidad de toma de decisiones.

3)      Ser integro, poseer un profundo sentido de justicia para tratar a su equipo y delegar oportunamente.

4)     Ser flexible para modificar la forma de trabajo y las estrategias cuando sea necesario.

5)     Asumir su responsabilidad y ayudar a otros a asumir la propia.

6)      Compartir el esfuerzo con su equipo de trabajo y brindarles seguridad y sentido de pertenencia.

7)     Generar una conexión con los miembros de su equipo, ser empático y escuchar sus necesidades.

8)     Dar retroalimentación positiva y estar dispuesto a recibirla.

9)     Priorizar la comunicación, reconocer el trabajo de los demás y ofrecer oportunidades de crecimiento a sus subalternos.

10) Tener la capacidad para armar un plan y seguirlo hasta alcanzar los objetivos

Se hace necesario entonces hacer un alto en el camino y reflexionar sobre los directivos que se tienen en la organización y las capacidades que estos tienen para estar en los cargos que hoy desempeñan. 

Leer 1475 veces