El ocaso de la ética empresarial

Valora este artículo
(6 votos)

LewisPor: Lewis Charles Quintero Beltrán

Citar a Bernardo Kliksberg con su frase “hay una sed de ética en América Latina” es necesario, en especial

frente a una serie de acontecimientos que vive el sector empresarial en los cuales aparecen una serie de conductas reprochables por parte de altos ejecutivos como es el “cartel de los pañales” y el más reciente el “cartel de los cuadernos” en el caso de Colombia; surge entonces dos preguntas que debe responderse de forma inmediata, ¿Se olvidó la ética empresarial? y ¿Qué tipo de formación han recibido los directivos de las organizaciones?, respuestas que sin lugar a dudas darían para largas discusiones e incluso confrontaciones.

Es urgente entender que la ética corporativa invita a proceder con transparencia en todos los diferentes aspectos que tiene la empresa incluso hasta las relaciones empresariales que se manejan. Dicha ética incita a ser considerada como una ventaja competitiva y como la posibilidad de llegar a nuevos mercados y alejar prácticas de corrupción que afecta de forma negativa la economía del país. Con preocupación se encuentra que las organizaciones han preferido obtener dividendos a cualquier precio incluso pasando por encima de la ética y valores de la empresa; aquellos que toman las decisiones en estas se han visto permeados por prácticas poco dignas, generando entonces un vacío ético el cual se manifiesta “Cuando las decisiones directivas sólo se orientan a incrementar la eficacia de las operaciones, cuando predomina el razonamiento del costo-beneficio y las políticas se evalúan en función de sus efectos sobre el balance de los resultados. No se consideran consecuencias en términos de la justicia o equidad en las relaciones, tanto hacia el interior de la organización como respecto de la comunidad”… (Etkin, 2007, pp.393-394).

Es urgente hacer un alto en el camino y reflexionar frente a los sucesos y comportamientos que se presentan en la empresa a través de sus empleados y directivos, en donde la ética deje de ser solo una moda y de la cual todos hablan con “convicción” pero pocos la viven; adicional se hace imperante lograr en los futuros directivos y profesionales la claridad frente al concepto ético donde tengan presente que es necesario liderar con el ejemplo. Los aspectos corporativos de la ética en la empresa no es más que preguntas que surgen en relación con la moralidad de las actividades, políticas, prácticas e incluso estructura organizacional, lo preocupante es que aunque se reconoce que se está fallando no se hace nada o mejor poco, esto se evidencia en la respuesta dada por David Bojanini (Presidente de Suramericana) a la revista Semana frente a la siguiente pregunta:

Semana: “Comencemos con una frase de Jeffrey Sachs de su más reciente libro, ‘El precio de la civilización’: “Bajo la crisis económica norteamericana subyace una crisis moral, la élite económica cada vez tiene menos espíritu cívico”. Se diría que lo mismo está pasando en Colombia, después de ver los escándalos de InterBolsa y del Grupo Nule, para mencionar solo dos recientes escándalos. ¿Ustedes creen que algo está fallando en los valores de la élite empresarial en Colombia?

DAVID BOJANINI: Yo creo que sí. Lo que vemos en esos ejemplos es que muchas veces alguien –por su ambición desmedida– hace cosas en contravía de los intereses de otras personas que confiaron en su organización. Un empresario no puede anteponer sus intereses a los de los clientes, accionistas, proveedores o empleados, pues se generan conflictos y las personas en las organizaciones pierden el norte y dejan que los domine el deseo de ganar, por ejemplo, un bono muy jugoso. Los sistemas de compensación tienen mucho que ver con la distorsión de la ética y con los problemas que han venido ocurriendo en el mundo con las grandes crisis. Las personas empiezan a trabajar por un bono para ellos, y no por el bienestar y la creación de riqueza para todos.

La respuesta anterior muestra la claridad que tienen los ejecutivos frente a la ética pero día a día aparecen nuevos escándalos relacionados con el tema presentado y en muchos de ellos involucrados personajes formados con criterios y principios desde sus familias y reforzando esto en su formación académica, pero preocupa que se esté llegando al ocaso de la ética empresarial.

 

 

Leer 1247 veces