El cáncer del plagio

Valora este artículo
(0 votos)


Por: Miguel Jaramillo Luján

 A lo largo de la historia reciente en América Latina y el Mundo

y más ahora con el uso indebido de la Internet, ha habido varios casos de plagios que han tenido un alto costo en credibilidad frente a los públicos y también han generado demandas millonarias y “heridas” reputacionales que no se olvidan.

En julio de 1990, el escritor Manuel Vásquez Montalbán tuvo que pagar más de 20.000 euros hace 23 años, por plagiar, incluso con errores, una traducción de Shakespeare del profesor Ángel Luis Pujante, en un hecho que generó un precedente histórico en materia judicial para los temas de plagio a nivel global.

En diciembre de 2014 el Primer Ministro Rumano Víctor Ponta, renunció a su título de doctorado, luego de un escándalo suscitado por dos publicaciones masivas alemanas que revelaran un supuesto plagio en la tesis que le permitió obtener el título en el más alto escalón académico, en un fraude que luego corroboró de manera oficial el Consejo Nacional para la Certificación de Títulos de Rumania

Ocurrió el año pasado con la Ministra de Defensa alemana Úrsula von der Leyen, quien aspira a relevar a Ángela Merkel, pero su aspiración se ha debilitado por revelaciones que la acusan de haber copiado su tesis doctoral según documentación revelada por un medio alemán y replicada en este texto de El País de España.

La confianza en cualquier ámbito de la vida se construye a partir de la originalidad y de la “propia cosecha” en las tesis, teorías, propuestas, reflexiones y cualquier otra construcción que realiza un ser humano, y más cuando este se enfrenta el reto de ser elegido para manejar los destinos de un territorio, función donde tendrá que atender cientos de retos sin la posibilidad de brillar con la luz de otros.

La lista es larga  y aquí más que recomendaciones para hacer un control de daños en la crisis, lo que recomiendo a todas las personas, públicas o no, es que eviten el plagio, pues precisamente hoy las nuevas tecnologías que nos permiten acceder a valiosos contenidos, también son jueces implacables para detectar con facilidad las copias.

Leer 374 veces