Elementos educativos de la paremiología

Valora este artículo
(1 Votar)

omarPor: Omar Arango Otálvaro


Elaborar un “acuerdo de voluntades” para la preservación cultural

a y la formación de identidades individuales y grupales, según el enfoque transdisciplinario de las sentencias o refranes acumuladas en el tiempo por personas longevas como norma cero para los jóvenes, desde la educación informal del adulto mayor, en términos de un “contrato social” para una vida mejor, es una tarea en la que el compromiso de los roles de las colectividades y la corresponsabilidad delos miembros de la sociedad, debe articularse a un todo orgánico, cuya “piedra de toque” senil , hoy olvidada, será “cabeza de esquina”.

Históricamente se han identificado variopintas   funciones de la educación, bien sea esta, formal, educación para el trabajo y el desarrollo humano, o bien sea esta lo mismo así, informal.

Dentro de las funciones históricas de la educación cabe mencionar la preservación de los valores morales. Tal función es constructora de identidades culturales, individuales y colectivas, cabe señalar, que como práctica social, la educación puede ser ofrecida por diferentes operadores y no exclusivamente por el estado.

En orden a estas ideas es que se habla en todas partes de la sociedad educadora o de la función educadora de la sociedad, en la que participan diferentes grupos y uno entre ellos es la familia; en estas circunstancias, es que debe valorarse la trasmisión oral de los valores o de las categorías orientadoras de la sociedad de los más adultos a los más jóvenes; en este orden de significaciones, la persona mayor con su saber acumulado y su prudencia, se hace vital para fomentar la no violencia, prevenir la criminalidad y velar por el equilibrio de las relaciones sociales y otras bondades y “virtudes cívicas”.

La sabiduría de los adultos sexagenarios y subsiguientes, tiene el secreto a través de sus sentencias para que todo futuro sea mejor; no es gratuito que se afirme que “el que madruga Dios lo ayuda“

El pensamiento del adulto mayor es un pensamiento que si lo dijéramos con un tecnicismo es transdisciplinario , puesto que con su visión forman no solamente en valores , éticos , filosóficos, sociológicos, etc, sino que además enseñan el valor de la prudencia, la orientación al trabajo entre otros, mezclándose aquí otros saberes sociales como la economía y la administración.

Una sociedad que olvida la prudencia de los mayores esta sentenciada a volver a empezar, puesto que si la sociedad no mantiene el respeto por el saber adulto, puede tener periodos muy grandes de oscuridad. El pensamiento prudente y los adultos mayores deben avanzar juntos con la sociedad, de allí que si la sociedad no desarrolla esta tarea, tanto la sociedad como las máximas y los mayores perecerán juntos.

Analizar las funciones del pensamiento del adulto mayor en la preservación de los valores de la sociedad, para establecer la relación con la sostenibilidad de un mundo mejor , según el enfoque trasndisciplinario de sus sentencias o refranes, significa dar cuenta de los elementos contenidos en la fórmula del real ser de la educación informal y de la relación entre la institucionalización de sus ideas en aras del bienestar general y la determinación de la conducta individual; significa en términos operativos la contribución y las consecuencias observables en el aporte educativo al funcionamiento orgánico de la sociedad.

Promover a partir del pensamiento refranero , la formación integral de los jóvenes en los distintos espacios de la vida social , construir un “acuerdo de voluntades “ para la preservación cultural y la formación de identidades individuales y grupales de los jóvenes en términos de un contrato social para una vida mejor y difundir entre los educadores este medio de “acuerdo de voluntades “ o la sabiduría del pensamiento transdiciplinario de la generación adulta para que lo multipliquen en la nueva generación y la comunidad educativa, es una forma autentica de la acción humanizadora de los mayores en el campo de la enseñanza, tomando como modelo “siempre un miembro legislador en un reino universal de los fines “ y los valores educativos.

La característica fundamental de este reino es la prudente resignación que se ha ido levantando a través de imperativos en los diferentes escenarios, sociales y culturales entre otros, por un legislador que da primacía a “la ley objetiva de la razón práctica”.

Leer 9681 veces